Las bebidas que sirven en los bares llevan hielo, y aunque no lo parezca, la calidad del hielo también es un factor que dar un sabor agradable o desagradable a la bebida.

En la actualidad existen cuatro tipos de hielo que sirven de distinta manera a la hora de preparar un coctel. Aquí te los enumeramos:

Hielo en bloque. Es un tipo de hielo utilizado desde el siglo pasado, que está congelado a muy bajas temperaturas, por lo que tarda mucho tiempo en derretirse, por eso es perfecto para bebidas en las rocas pues mantiene la bebida fría y no hay necesidad de agregar agua al alcohol.

Se recomienda que este hielo sea casero o, en su caso, adquirir hielo en una fábrica con muy buena reputación.

Hielo en cubos. Este hielo sirve para enfriar bebidas largas y cortas. Es común encontrarla en bebidas populares con alcohol o refrescos. El problema es que se derribe muy rápido.

Hielo Crush o Frappé. A quienes nos gusta el frappé sabemos que éste contiene cubos de hielo pulverizados en forma manual o con una licuadora. Es el tipo de hielo más pequeño y por eso se expande más rápido en el recipiente y, por ende, enfría más rápido la bebida pero también se derribe en menos tiempos que otros tipos de hielo.

Hielo en esfera. Este hielo es raro de ver y más de conseguir. Es de reciente “creación” y su objetivo es enfriar mejor y por más tiempo las bebidas en las rocas, lo que viene a afirman más la importancia del hielo en la coctelería.







Fuente: cocteleria.com.mx